Nuestros productos siguen un cuidadoso proceso de producción

Nuestra leña procede de poda, raleo o cambios de cultivo y sigue un cuidadoso proceso de elaboración.

En Legua, la madera se seca al aire libre en nuestro almacén situado en Foios (Valencia) con el calor natural del sol del Mediterráneo y por un periodo superior a 8 meses.



¿Por qué es tan importante secar la leña?

La madera seca, con un contenido de agua que oscila por regla general del 15 al 20%, proporciona un fuego rápido y limpio. El fuego no tiene que superar la barrera contra la humedad, así la madera arde rápido, directamente y de forma coherente. Por consiguiente, el rendimiento es mucho mayor.

El proceso de secado permite evaporar la humedad de la madera, haciendo que la madera prenda fácilmente y proporcione un calor eficiente.

El proceso de secado permite evaporar la humedad de la madera, haciendo que la madera prenda fácilmente y proporcione un calor eficiente. El secado más adecuado se realiza de forma natural, con la luz del sol y el aire, durante un período superior a 8 meses.

La leña seca proporciona un uso más eficiente de las calorías que la leña húmeda. Baja humedad = Leña de mayor calidad. 

No se puede hablar de peso exacto de la leña, ya que pierde constantemente agua y esto incide directamente en el peso. Por esta razón, Legua vende leña por volumen. Dependiendo de las condiciones ambientales y de temperatura, la leña perderá con mayor o menor rapidez su humedad. Estamos en línea con otros países del ámbito europeo, en los que el volumen se toma como parámetro para su medida, el peso es simplemente informativo.





Elige el combustible apropiado para la calefacción de tu hogar

No todos los tipos de madera tienen las mismas características y son igualmente válidas para la calefacción. A continuación hacemos una breve descripción de los tipos de leña más comunes y su utilidad o modo de calefacción:

   

Naranjo

Esta es una leña rápida, que proporciona un fuego con mucha llama ayudando a prender rápidamente.Al ser leña de combustión rápida, es muy adecuada para iniciar el fuego en las estufas de leña y calentadores. Se aconseja combinar con maderas más duras para mantener la fuerza del fuego.

Olivo

leña de olivo

Se incluye dentro de la categoría de maderas duras debido a su alto poder calórico (4678 Kcal / kg), por lo que es muy utilizado para calefacción.

Encina

leña de encina

La encina es una madera muy conocida y apreciada en España. Con una elevada densidad pertenece al grupo de las maderas duras, teniendo un poder calorífico aproximado de 4548 Kcal / kg.

Roble

leña de roble

El roble pertenece a la misma familia que la encina, teniendo una corteza más gruesa y un color más amarillento. También pertenece al grupo de maderas duras, con un valor calorífico de aproximadamente 4,619 Kcal.

   

Quebracho

leña de quebracho

Esta es la leña argentina por excelencia debido a su alto peso específico (1200 g / m 3) y su elevadísimo poder calórico 7,300 Kcal.

   

Elija el combustible apropiado para su barbacoa

   

Sin lugar a duda, los más sabrosos asados se cocinan con leña.

La madera es un combustible natural y limpio. Cuando se quema la madera desprende unos aromas que se impregnan a los alimentos cocinados. El sabor de estos alimentos es enriquecido naturalmente con exquisitos matices.

No todos los tipos de leña tienen las mismas características. Su composición y naturaleza es distinta, por lo que proporcionan diferentes matices a la alimentación. Ofrecemos a continuación una lista de los tipos de leña más utilizados en barbacoas y sus principales características: 

   

Naranjo

naranjo para combustible

Esta leña es de rápida combustión, proporcionando un fuego con gran cantidad de llamas para ayudar a cocinar rápidamente. La madera de naranjo es muy aromática, de hecho se utiliza para la preparación de esencias y perfumes. Esta característica hace que sea muy adecuada para la preparación de las mejores paellas. Un buen fuego de leña de naranjo y unos buenos ingredientes, sin duda, dará lugar a uno de los mejores platos de la cocina Mediterránea.

Olivo

combustible de olivo

La madera de olivo es una de las más aparecidas del mundo. El fruto de este árbol es la oliva, que es la que da el aceite de oliva, con propiedades beneficiosas y bien conocidas para todo el cuerpo. En cuanto a la combustión, esta leña desprende aromas únicos que hacen que sea muy demandada para guisos, asados al horno y barbacoas. Está incluida en la categoría de maderas duras debido a su alto poder calorífico (4678 Kcal / kg), y también se usa muchísimo para calefacción.

Encina

combustible de encina

La encina es muy conocida y apreciada en España para cocinar. Su fruto es la bellota, que es el alimento básico del cerdo ibérico. La savia de esta madera se libera durante su combustión, lo que proporciona un sabor distinto a los asados. Es la madera utilizada para la preparación del cochinillo y cordero asado. Tiene una alta densidad, perteneciendo a las maderas duras, y su valor calorífico es aproximadamente de 4548 Kcal / kg.

Roble

combustible de roble

La madera de roble pertenece a la misma familia que la encina, con una corteza más gruesa y de color amarillento. Debido a su rico aroma, esta madera se utiliza en la fabricación de barricas para el envejecimiento del vino. Los alimentos tales como carne seca ahumada de roble son un ejemplo del sabor único que esta madera suma a la alimentación. Su valor calórico es aproximadamente de 4,619 Kcal.

Quebracho

combustible de quebracho

Esta es la leña argentina por excelencia debido a su alto peso específico (1200 g / m 3) y su poder calórico son 7,300 kcal. El secreto de porque el asado argentino es el más apreciado del mundo no es sólo debido a la buena calidad de la carne argentina sino también por las brasas de esta madera, que son de larga duración y desprenden unos aromas únicos.

Sarmientos y cepa

combustible de sarmientos

La cepa y el sarmiento son maderas exquisitas, de uso común en los alimentos delicatessen. Cuando se quema esta madera desprende unos aromas vitivinícolas que son impregnados a los alimentos. La viña ofrece vinos excelentes y grandes barbacoas de madera. Para la parrilla se recomienda combinarlo con madera o carbón duro para proporcionar la fuerza de las brasas, y finalmente, dar un toque especial con el sarmiento y la cepa.